22 marzo, 2017

Letras de Chile: Historia de la tortura

Por José Promis

«Un acierto indudable de la autora de Piedras Blancas es la forma enmarcada que ha otorgado al texto para cumplir sus propósitos narrativos…»

Han transcurrido más de cuarenta años, pero el golpe militar de 1973 se mantiene vivo en las páginas de nuestra literatura. Domina al punto que bien podría utilizarse como la divisoria entre dos períodos de la novela chilena contemporánea: antes y después del golpe. Pero considerado como tema novelesco, la dictadura militar ha desempeñado diversas funciones narrativas. Es el referente que otorga el ancoraje histórico y presta significado al relato de muchos textos; es la atmósfera que exige la índole de la ficción desarrollada en otras novelas; también puede ser el motivo subordinado indispensable para sostener el conflicto central del argumento o, en la minoría de los casos, el motivo principal de la historia. Pero sea cual sea la jerarquía que el objeto dictadura ocupe en la estructura del relato, ha sido contemplado por lo general solo desde el punto de vista de las víctimas.