Novelas de mujer

10 marzo, 2020

En el Día de la Mujer corresponde promover libros escritos por mujeres. Aquí te presentamos tres tipos de novelas para los distintos gustos.

NOVELA POLICIAL: La sangre tira de Claudia Readi

Narcotráfico, abuso de poder, asesinatos y mentiras. Claudia Readi une el género policial a la novela negra y nos entrega una obra oscura que logra atraparnos desde los primeros capítulos con sus personajes enigmáticos y el submundo que se esconde tras ellos.

Romina es una mujer reservada y poco sociable, que intenta pasar inadvertida por el mundo. Trabaja como detective para la Policía de Investigaciones con el propósito de limpiar el oscuro pasado que constantemente la acecha y la tortura en silencio. Hernán, en cambio, un joven de cautivadora sonrisa, busca destacar en el departamento policial, pese a su origen humilde y sus problemas de carácter. Muy distintos en su esencia, ignoran que los une algo más que los valores institucionales, pues ambos ocultan un secreto que los obligará a cometer crímenes y desenterrar el oscuro pasado que determinará el catastrófico futuro, porque, después de todo, la sangre tira.

NOVELA ROMÁNTICA: Escucha, corazón de María Eugenia Lorenzini

Escucha, corazón logra captar el encanto y la frescura de la oralidad de la radio. Hacer eso a través de la escritura de una novela no es sencillo y, sin embargo, este texto transmite esa sensación de que se está escuchando. Tiene que ver con el tono de la escritura –ágil, directo-. Lorenzini nos introduce en el ambiente y la época del radioteatro. Intercala las transmisiones de Rocío del Alba, un radioteatro totalmente romanticón-trágico-optimista con la vida de los actores de la producción.

Radioteatro y vida corren en paralelo, también lo hace la historia de María Graciela, la protagonista, hasta tal punto que ella misma pierde la capacidad de separar su vida ficticia de la real. Un muy bien pensado efecto literario, en que la autora usa y refuerza ambas líneas argumentales para llevar a cabo el relato. Escucha, corazón es un texto breve, bien construido, ambientado en una época marcadamente opresiva de la mujer.

NOVELA DE FICCIÓN: Mil lunas en tus ojos de María Angélica Blanco

Mil lunas en tus ojos en una historia de amor y tragedia, con un apasionante relato que entreteje historias paralelas en un turbulento período de pasiones políticas y odios incontrolables.

La autora se inspira en el poeta Federico García Lorca, quien gravita como un personaje más que desde su verde pluma anuncia los clarines del amor y los presagios de la muerte, que rondarán a la protagonista que conocerá a un hombre que la hará saborear el vértigo de lo prohibido, el éxtasis y la agonía. Una obra que habla de los caídos, de tantos soñadores y profetas desarmados, y del dolor colectivo de pueblos sometidos a dictaduras que les negaron todo derecho.

#Especial8M: Novelas de mujer

8 marzo, 2020

En el Día de la Mujer corresponde promover libros escritos por mujeres. Aquí te presentamos tres tipos de novelas para los distintos gustos.

  • NOVELA POLICIAL: La sangre tira de Claudia Readi

Narcotráfico, abuso de poder, asesinatos y mentiras. Claudia Readi une el género policial a la novela negra y nos entrega una obra oscura que logra atraparnos desde los primeros capítulos con sus personajes enigmáticos y el submundo que se esconde tras ellos.

Romina es una mujer reservada y poco sociable, que intenta pasar inadvertida por el mundo. Trabaja como detective para la Policía de Investigaciones con el propósito de limpiar el oscuro pasado que constantemente la acecha y la tortura en silencio. Hernán, en cambio, un joven de cautivadora sonrisa, busca destacar en el departamento policial, pese a su origen humilde y sus problemas de carácter. Muy distintos en su esencia, ignoran que los une algo más que los valores institucionales, pues ambos ocultan un secreto que los obligará a cometer crímenes y desenterrar el oscuro pasado que determinará el catastrófico futuro, porque, después de todo, la sangre tira.

  • NOVELA ROMÁNTICA: Escucha, corazón de María Eugenia Lorenzini

Escucha, corazón logra captar el encanto y la frescura de la oralidad de la radio. Hacer eso a través de la escritura de una novela no es sencillo y, sin embargo, este texto transmite esa sensación de que se está escuchando. Tiene que ver con el tono de la escritura –ágil, directo-. Lorenzini nos introduce en el ambiente y la época del radioteatro. Intercala las transmisiones de Rocío del Alba, un radioteatro totalmente romanticón-trágico-optimista con la vida de los actores de la producción.

Radioteatro y vida corren en paralelo, también lo hace la historia de María Graciela, la protagonista, hasta tal punto que ella misma pierde la capacidad de separar su vida ficticia de la real. Un muy bien pensado efecto literario, en que la autora usa y refuerza ambas líneas argumentales para llevar a cabo el relato. Escucha, corazón es un texto breve, bien construido, ambientado en una época marcadamente opresiva de la mujer.

  • NOVELA DE FICCIÓN: Mil lunas en tus ojos de María Angélica Blanco

Mil lunas en tus ojos en una historia de amor y tragedia, con un apasionante relato que entreteje historias paralelas en un turbulento período de pasiones políticas y odios incontrolables.

La autora se inspira en el poeta Federico García Lorca, quien gravita como un personaje más que desde su verde pluma anuncia los clarines del amor y los presagios de la muerte, que rondarán a la protagonista que conocerá a un hombre que la hará saborear el vértigo de lo prohibido, el éxtasis y la agonía. Una obra que habla de los caídos, de tantos soñadores y profetas desarmados, y del dolor colectivo de pueblos sometidos a dictaduras que les negaron todo derecho.

Ellas tienen la palabra

4 marzo, 2020

Cuando se acerca el Día de la Mujer, nada mejor que leer libros escritos por ellas con temas que de verdad a ellas les importan. Aquí una selección de libros realizada por Editorial Forja, que aborda temas que hoy están en la conversación de la calle.

Durante el último tiempo hemos vivido una verdadera revolución feminista en Chile y en otros lugares del mundo. Esta vez, sus protagonistas han sido principalmente niñas y jóvenes nacidas en democracia, quienes oyeron a diario el discurso de sus derechos y la libertad. Quizás por eso, se han atrevido a denunciar con fuerza que la igualdad de género está lejos de cumplirse en una cultura patriarcal donde el cuerpo femenino sigue siendo un campo de poder en disputa: usado como moneda de cambio en la publicidad; ubicado en el centro de continuos debates morales y estéticos; víctima de acoso callejero y despreciado simbólicamente en los chistes o comentarios machistas.

Ello explica que el cuerpo femenino se haya transformado hoy en uno de los espacios más politizados y, por lo mismo, da origen a las páginas que Iskra Pavez plasma en su último libro, Cuerpo feminista.

Este libro reflexiona sobre las demandas que instaló este movimiento, reconociendo que aún persisten muchas formas de violencia -algunas naturalizadas e invisibilizadas- hacia los cuerpos de las niñas y las mujeres. Está escrito como un ensayo, pero también, como un panfleto político de desahogo, denuncia y pistas para la acción.

La autora cuenta y analiza algunas experiencias personales de acoso sexual, misoginia y abuso de poder, sufridas desde su adolescencia hasta la vida adulta, y de parte de varones tan diversos como hombres anónimos que se cruzan en la calle, pasando por vecinos, profesores, compañeros de trabajo e incluso prestigiosos artistas y académicos. El texto lleva a su máxima expresión una consigna histórica del feminismo: lo personal es político.

En la línea de la novela, pero no por ello menos real, Paulina Herrera Ponce llega a lo más profundo del dolor en Mariposas en la escalera. Una historia que relata cómo un padre destruye la inocencia de su hija pequeña, para no olvidar nunca que esto puede suceder en cualquier lugar, a cualquier mariposa y en cualquier escalera.

En cada página, la escritora plasma el trauma que provoca el abuso, sobre todo cuando se trata de abuso sexual intrafamiliar, con las secuelas físicas neurológicas que esto puede traer. Historia que es una llaga que sangra siempre, pero al mismo tiempo es una belleza literaria, cuando la autora es capaz de transformar el dolor y el horror en belleza artística, iluminando con palabras las sombrías y cómodas mentiras sobre las que se construyen las relaciones abusivas. Una novela que devela una dolorosa verdad, más común de lo que quisiéramos, pero que también en palabras hace posible y real la justicia.

En el marco de la autoayuda, llega Paulina Elena Pérez Rodríguez con su libro En busca de mi autoestima. La psicóloga especialista en psicoterapia, luego de indagar durante años acerca de las principales características de las personas con baja autoestima —lo que compromete su felicidad personal—, nos revela claves para el encuentro con uno mismo, en un libro dirigido a todos los lectores que se interesen por aumentarla y así mejorar también su calidad de vida.

Un libro que nos revela cómo dejar atrás lo que nos hace daño, cómo enfrentar la frustración, la presión y el rechazo social, cómo aceptarnos. Esto y mucho más, a modo de guía hacia el crecimiento personal.

Y por último, Con mirada de mujer de Alejandra Rivero Martínez, constituye una inmersión profunda en el alma femenina, concatenada con la complejidad de una sociedad en que la lucha por romper la falocracia es de larga data.

Este libro es un bien cultural que apunta a revalorizar la importancia del mundo femenino en las comunidades de las que forman parte, tan importante en el Día de la Mujer. El enfoque histórico, étnico y político refleja una identidad valiosa que se expresa en sus liderazgos, en las problemáticas sociales y la concordancia con los derechos humanos.

Mediante valiosos testimonios recogidos a través de la radio Universidad Central, la Facultad de Comunicaciones de esta casa de estudios respalda este trabajo de sus alumnos y docentes, convencidos de la necesidad de terminar con la “reclusión” de la mujer determinada por decisión masculina y de promover una sociedad donde impere la equidad de género, en que el amor sea un componente que impulse un cambio cultural donde todos seamos más felices.

Contacto:

Daniela Valle L.

prensa@editorialforja.cl

+569 98258859

82. Sangre, fútbol y quiebras

28 febrero, 2020

Editorial Forja acaba de publicar el nuevo libro de Cristian Venegas, una gran crónica del año ´82, que retrata fielmente una época de alegrías, soberbias, derroches y tragedia.

Tras cinco años de exhaustiva revisión, tanto bibliográfica como audiovisual, Cristian Venegas sorprende hoy con 82. Sangre, fútbol y quiebras. El soberbio camino al fracaso, un libro que entrecruza historias que salen desde distintos cajones, para demostrar que la lluvia no moja a todos por igual, que tanto goles como balas rompen humanidades y que antes de la caída siempre está la soberbia.

Escrito en tiempo presente, haciendo del futuro algo invisible, Venegas nos sumerge en el año 1982, año marcado por una tormenta santiaguina que deja la imborrable postal de un Austin Mini cayendo manso a las aguas del río Mapocho, mientras la economía nacional queda en coma y la selección de fútbol de Caszely y Santibáñez compra pasajes en el tren de la derrota.

En el norte chileno, tres agentes de la Central Nacional de Informaciones (CNI) esperan el veredicto que los llevará al pelotón de fusilamiento, y en Viña del Mar un par de Carabineros inventan coartadas y “dolores de cerebro” para explicar la decena de asesinatos y violaciones que cometieron.

En Santiago, desde La Moneda, Pinochet vigila todo y colabora con los ingleses en Las Malvinas, mientras se escucha de fondo cómo se deshace de dos poderosas piedras en el zapato, en pleno verano del ‘82.

Hasta ese año, todos eran macanudos, Chile sería campeón mundial y el foco de admiración para el resto del mundo neoliberal. Hasta que la tormenta llegó y a la primera oleada los castillos de arena se deshicieron, tan velozmente que pocos alcanzaron a correr.

Cristián Alejandro Venegas Traverso nació en Concepción y creció en Hualpén. Es profesor de Educación General Básica, magíster en Ciencias de la Educación y actualmente se desempeña en Enseñanza Superior. También fue parte del directorio de la Agrupación Nacional de Escritores del Fútbol Chileno.

En 2013 publicó Fuera de juego con Editorial Forja, y en 2015, Un año pelotudo con Editorial Ceibo, este último basado en sus crónicas semanales en el sitio soychile.cl.

Hoy nos deleita con 82. Sangre, fútbol y quiebras, que ya está disponible en las principales librerías del país.

Editorial Forja acaba de publicar el nuevo libro de Cristian Venegas, una gran crónica del año ´82, que retrata fielmente una época de alegrías, soberbias, derroches y tragedia.

28 febrero, 2020

Tras cinco años de exhaustiva revisión, tanto bibliográfica como audiovisual, Cristian Venegas sorprende hoy con 82. Sangre, fútbol y quiebras. El soberbio camino al fracaso, un libro que entrecruza historias que salen desde distintos cajones, para demostrar que la lluvia no moja a todos por igual, que tanto goles como balas rompen humanidades y que antes de la caída siempre está la soberbia.

Escrito en tiempo presente, haciendo del futuro algo invisible, Venegas nos sumerge en el año 1982, año marcado por una tormenta santiaguina que deja la imborrable postal de un Austin Mini cayendo manso a las aguas del río Mapocho, mientras la economía nacional queda en coma y la selección de fútbol de Caszely y Santibáñez compra pasajes en el tren de la derrota.

En el norte chileno, tres agentes de la Central Nacional de Informaciones (CNI) esperan el veredicto que los llevará al pelotón de fusilamiento, y en Viña del Mar un par de Carabineros inventan coartadas y “dolores de cerebro” para explicar la decena de asesinatos y violaciones que cometieron.

En Santiago, desde La Moneda, Pinochet vigila todo y colabora con los ingleses en Las Malvinas, mientras se escucha de fondo cómo se deshace de dos poderosas piedras en el zapato, en pleno verano del ‘82.

Hasta ese año, todos eran macanudos, Chile sería campeón mundial y el foco de admiración para el resto del mundo neoliberal. Hasta que la tormenta llegó y a la primera oleada los castillos de arena se deshicieron, tan velozmente que pocos alcanzaron a correr.

Cristián Alejandro Venegas Traverso nació en Concepción y creció en Hualpén. Es profesor de Educación General Básica, magíster en Ciencias de la Educación y actualmente se desempeña en Enseñanza Superior. También fue parte del directorio de la Agrupación Nacional de Escritores del Fútbol Chileno.

En 2013 publicó Fuera de juego con Editorial Forja, y en 2015, Un año pelotudo con Editorial Ceibo, este último basado en sus crónicas semanales en el sitio soychile.cl.

Hoy nos deleita con 82. Sangre, fútbol y quiebras, que ya está disponible en las principales librería del país.

Comentario de libros: Sewell. Luces, sombras y abandono

21 febrero, 2020

Antonio Rojas Gómez, destacado escritor y crítico literario, aborda la obra de María Eugenia Lorenzini con cierto asombro – la descubre en su octava edición- pero con un ineludible reconocimiento a su buena pluma. «El lenguaje es amable, -escribe Rojas Gómez- fácil de comprender y de seguir. Frases cortas, claras. Muy buena prosa. Un manejo del idioma que no es común y es un agrado leer. Al cerrar el volumen uno comprende por qué lleva tantas ediciones».

Este libro no es una novedad.  Fue publicado en 2003 y desde entonces ha tenido numerosas ediciones. La que acabo de leer es la octava, de junio de 2013; ignoro si hay posteriores. No es habitual que una novela alcance ocho ediciones en Chile. Lo normal es que sea solo una, de la cual se vende la mitad de los ejemplares. Por eso, me aproximé a Sewell con una mezcla de curiosidad e intriga.

Después de cerrar la última página, la curiosidad está satisfecha y la intriga, resuelta.

El libro ofrece una visión bastante acabada de lo que fue la vida en ese pueblo en que vivieron los trabajadores del mineral del Teniente. La trama va desde 1946, cuando se realizaba la campaña presidencial de Gabriel González Videla, hasta el estallido de la dictadura, en 1973. Es decir, parte con los gringos de la Braden Copper Company y pasa por la chilenización del cobre de Eduardo Frei Montalva y la nacionalización de Salvador Allende Gossens. La lápida la pone Pinochet.

Pero no es una historia política. Es una novela en la que importan más las personas comunes y corrientes, con sus expectativas, triunfos y fracasos, que las luchas por el poder. Yo no sé qué comía al desayuno el senador Raúl Rettig, de quien guardo la mejor opinión, pero me recuerdo perfectamente de la inyección de insulina que le aplicaban cada tarde a mi abuelita. Lo que en verdad importa somos nosotros, la gente, los pobladores de la vida y de la literatura.

De manera que asomarse a Sewell, la novela, es como viajar a Sewell, lo que cualquiera puede hacer hoy. El pueblo ha sido convertido en atracción turística y cuantos lo visitan, se manifiestan encantados. Pero ven solo casas, paredes, espacios, maquinarias, qué sé yo. No hay gente. No hay vida. Puede que un hálito arcaico erice las pieles más sensibles… Y eso ocurre a los lectores de la novela de Lorenzini: terminan con la piel erizada.

Porque  han vibrado con los amores de muchachas ilusionadas, de jóvenes soñadores y esforzados, han tosido con los viejos silicosos, han corrido despavoridos ante los fatales accidentes en la mina, han visto salir los cuerpos cubiertos de las víctimas y a los sobrevivientes pálidos y temblorosos. Pero no solo eso, también han conocido a los ingenieros gringos, que beben whisky en su club exclusivo y no viven en un colectivo de cinco pisos sino en casas confortables, lo que no significa que estén a salvo de penas, de traiciones, de desencuentros y errores.

Y hay más, porque el pueblo es zona seca para los obreros. Pero se las arreglan para conseguir aguardiente. Y aprendemos cómo lo hacen. Caminamos por senderos ocultos junto a los audaces que trasladan el licor en neumáticos sellados que cargan a la espalda. Y procuramos eludir la vigilancia de los guardias, los serenos que son la policía de los gringos.

Pero también nos topamos con la policía chilena, con un capitán de Carabineros que intenta conquistar a una muchacha enamorada de un minero, con la complicidad de la propia madre de la niña. Y volvemos a ver al capitán, ahora convertido en general, cuando las Fuerzas Armadas y de Orden se hacen cargo del pueblo, en 1973.

Es decir, está todo. Todo lo que le pasó a Chile, desde que el poeta Neruda apoyaba a González Videla con un verso repetido de Arica a Magallanes: El pueblo lo llama Gabriel. El mismo senador Neruda que debió escapar oculto al exilio cuando Gabriel dictó la Ley Maldita que proscribió al Partido Comunista. Y lo que ocurrió aún antes, cuando uno de los protagonistas recuerda su infancia en las minas del norte, donde Luis Emilio (nunca se menciona su apellido) lo estimuló a leer y estudiar para ser alguien, mucho más que un huérfano desamparado, el hombre en que llegó a convertirse y que nunca olvidó sus principios. Está el Chile esperanzado de la  Patria Joven, el iluso e impulsivo de la Unidad Popular, el subyugado por la dictadura cívico militar.

Y están las gentes anónimas que arrastran sus vidas difíciles entre los riscos de la alta cordillera, donde no crece una brizna de pasto.

En lo formal, el libro ofrece una mirada colectiva desde el relato en primera persona de cada protagonista, y son muchos. Estos relatos, capítulos breves, se van alternando unos con otros y encadenan la historia que avanza rápida, sin necesidad de descripciones ni explicaciones de un narrador externo. En  la primera parte imperan las historias de amor de los jóvenes, por lo que pudiera pensarse que estamos en presencia de un argumento propio de teleserie, pero en la página 145 caen las Sombras que dan paso a la segunda parte, donde la aparente sencillez se complica hasta llegar al Abandono, tercera parte, en la página 233. Y aún hay un Epílogo (Pág. 261), también escrito en primera persona por una de las figuras principales de la obra.

El lenguaje es amable, fácil de comprender y de seguir. Frases cortas, claras. Muy buena prosa. Un manejo del idioma que no es común y es un agrado leer. Al cerrar el volumen uno comprende por qué lleva tantas ediciones.

Antonio Rojas Gómez

Escritor, periodista y crítico literario

«Sangre, fútbol y quiebras»: escritor analiza crisis socioeconómica de 1982 en su nuevo libro

Escrito en presente —haciendo del futuro algo invisible— 82. Sangre, fútbol y quiebras entrecruza historias que salen desde distintos cajones, para demostrar que antes de la caída siempre está la soberbia.

 Así se puede describir el nuevo libro del escritor Cristián Venegas, que resume los principales acontecimientos relacionados con la crisis económica de 1982 en nuestro país y los relaciona con la cultura pop, específicamente con el fútbol.