Libro relata la experiencia de ser transexual en primera persona

19 abril, 2019

¿Cómo se vive el proceso de descubrir que tu identidad de género no corresponde a tu sexo corporal? El libro Este cuerpo, ¿es mío? del periodista Felipe Ramírez publicado por Editorial Forja, recoge el testimonio de hombres, mujeres y madres de niños trans que han vivido este transitar y que hoy luchan, para que el Congreso Nacional apruebe la Ley de Identidad de Género.

Hasta hace un par de años, muchos pensaban que el término transgénero se refería al arte del transformismo e incluso todavía hay quienes lo confunden con el comercio sexual.

Y es que el tema de la transexualidad históricamente ha generado prejuicios, por el desconocimiento a enfrentar un hecho que culturalmente se ha definido como tabú o antinatural.

Si bien en Chile no existen cifras oficiales respecto del número de transexuales, lo cierto es que detrás de cada caso está la vida de un hombre o una mujer que sufre cuando va descubriendo desde su infancia que su identidad de género no corresponde con su realidad corporal.

Un proceso interno que no siempre cuenta con el apoyo familiar o de su círculo cercano y que muchas veces, termina en discriminación por ignorancia o por “el qué dirán”.

En los últimos cinco años, han surgido diferentes voces trans que han permitido visibilizar sus problemáticas, impactando en la pauta política nacional y en el debate sobre la identidad de género.

Entre ellas, destaca la actriz Daniela Vega, protagonista del filme Una mujer fantástica que ganó el Oscar a mejor película extranjera el año pasado y que fuera considerada por la revista Time, como una de las 100 personalidades más influyentes del 2018.

Sin embargo, el trabajo social y educativo recién comienza.

Al presentar su libro “Este cuerpo ¿es mío?”, Felipe Ramírez Muñoz expresa que “este libro nace por la necesidad de relatar una realidad que emergió como discusión pública. Busca visibilizar en qué consiste “transitar”, algo que viven diariamente las personas trans en nuestro país. Estos relatos buscan dar a conocer, acompañar y ser parte de las historias de quienes luchan por ser reconocidos por sus identidades, para que se entienda que este tránsito es un proceso personal e independiente, no exento de sentimientos de rechazo, soledad, dolor, penas y alegrías. Una experiencia vital que trasciende cualquier condición etaria, social y cultural”.

En el libro, Felipe Ramírez luego de reunirse privadamente con los protagonistas de sus relatos, comparte sus testimonios, en los que cada uno abrió su corazón, sus heridas y su proceso de sanación.

Historias de nueve personas trans que relatan sus experiencias de vida, muchas de ellas marcadas por momentos dolorosos, que revelan el camino que han tenido que recorrer para ganarse un lugar dentro de la sociedad.

Testimonios que también dejan en evidencia, la poca rigurosidad que hay para tratar el tema, la ausencia de un referente trans para guiarlos en su transitar y la escasa información que poseen los profesionales del área de la salud y la psicología, para entregar un diagnóstico certero y una orientación clara y efectiva a las necesidades trans y a las familias.

Un libro profundo, narrado en primera persona, que comparte desde el presente lo que ha sido este “transitar”, donde cada protagonista define su propio capítulo bajo un concepto que lo autodefine: Yo soy, Tenaz, Evolución, Fortaleza, Perseverancia, Fuego, Lobo, Crecimiento, Luchadora.

Este libro, da visibilidad a quienes históricamente han sentido vulnerados sus derechos, levantando una voz de alerta por la ausencia de políticas que resguarden su bienestar y que respeten su identidad de género y que hoy, luchan por ser reconocidos con su nombre social frente a una cultura que aún debate en el Congreso Nacional la aprobación de la Ley de Identidad de Género.

Por otra parte, según los resultados de la “Primera encuesta para personas trans y de género no-conforme en Chile”, Encuesta T, realizada por la Organización de Transexuales por la Dignidad y Diversidad (OTD), se observa que:

Al interior de las familias, la violencia más recurrente es el cuestionamiento de la identidad (97%), mientras que ignorar corresponde al 42% y la agresión verbal al 36%.

El 40% de los encuestados señala haber sufrido violencia en su lugar de estudio y el 56% declara haber intentado suicidarse.

La edad en que más se cometen los primeros intentos de suicidio es entre los 11 y 15 años, con 46%, mientras que el 26% lo intenta entre los 16 y 18 años.

Por otra parte, un estudio realizado en 2017 por la consultora Ipsos Public Affair sobre las “Actitudes globales hacia las personas transgénero”, reveló que Chile es el país más abierto y con menos prejuicios en esta temática dentro de la región.

 

La encuesta realizada online a 27 países y donde participaron cerca de 500 chilenos entre 16 y 64 años arrojó que:

El 70% de los encuestados considera que las personas trans deberían estar protegidas contra la discriminación por parte del Gobierno.

El 82% de las personas considera que se les debiera permitir la cirugía para que su cuerpo coincidiera con su identidad.

El 69% cree que se les debiera permitir usar el baño del sexo con el cual se identifican.

Y solo el 13% estima que la población trans padece enfermedades mentales, el 9% que tiene alguna discapacidad física y el 16% que están cometiendo pecado.

Libro relata la experiencia de ser transexual en primera persona

19 abril, 2019

¿Cómo se vive el proceso de descubrir que tu identidad de género no corresponde a tu sexo corporal? El libro Este cuerpo, ¿es mío? del periodista Felipe Ramírez publicado por Editorial Forja, recoge el testimonio de hombres, mujeres y madres de niños trans que han vivido este transitar y que hoy luchan, para que el Congreso Nacional apruebe la Ley de Identidad de Género.

Hasta hace un par de años, muchos pensaban que el término transgénero se refería al arte del transformismo e incluso todavía hay quienes lo confunden con el comercio sexual.

Y es que el tema de la transexualidad históricamente ha generado prejuicios, por el desconocimiento a enfrentar un hecho que culturalmente se ha definido como tabú o antinatural.

Si bien en Chile no existen cifras oficiales respecto del número de transexuales, lo cierto es que detrás de cada caso está la vida de un hombre o una mujer que sufre cuando va descubriendo desde su infancia que su identidad de género no corresponde con su realidad corporal.

Un proceso interno que no siempre cuenta con el apoyo familiar o de su círculo cercano y que muchas veces, termina en discriminación por ignorancia o por “el qué dirán”.

En los últimos cinco años, han surgido diferentes voces trans que han permitido visibilizar sus problemáticas, impactando en la pauta política nacional y en el debate sobre la identidad de género.

Entre ellas, destaca la actriz Daniela Vega, protagonista del filme Una mujer fantástica que ganó el Oscar a mejor película extranjera el año pasado y que fuera considerada por la revista Time, como una de las 100 personalidades más influyentes del 2018.

Ser transexual en primera persona

10 abril, 2019

Hasta hace un par de años, muchos pensaban que el término transgénero se refería al arte del transformismo e incluso todavía hay quienes lo confunden con el comercio sexual. Y es que el tema de la transexualidad históricamente ha generado prejuicios, por el desconocimiento a enfrentar un hecho que culturalmente se ha definido como tabú o antinatural.

Si bien en Chile no existen cifras oficiales respecto del número de transexuales, lo cierto es que detrás de cada caso está la vida de un hombre o una mujer que sufre cuando va descubriendo desde su infancia que su identidad de género no corresponde con su realidad corporal. Un proceso interno que no siempre cuenta con el apoyo familiar o de su círculo cercano, y que muchas veces termina en discriminación por ignorancia o por “el qué dirán”.

En los últimos cinco años han surgido diferentes voces trans que han permitido visibilizar sus problemáticas, impactando en la pauta política nacional y en el debate sobre la identidad de género. Entre ellas, destaca la actriz Daniela Vega, protagonista del filme Una mujer fantásticaque ganó el Oscar a mejor película extranjera el año pasado, quien fue considerada por la revista Time como una de las 100 personalidades más influyentes del 2018. Sin embargo, el trabajo social y educativo recién comienza.

“Este libro nace por la necesidad de relatar una realidad que emergió como discusión pública. Busca visibilizar en qué consiste “transitar”, algo que viven diariamente las personas trans en nuestro país. Estos relatos buscan dar a conocer, acompañar y ser parte de las historias de quienes luchan por ser reconocidos por sus identidades, para que se entienda que este tránsito es un proceso personal e independiente, no exento de sentimientos de rechazo, soledad, dolor, penas y alegrías. Una experiencia vital que trasciende cualquier condición etaria, social y cultural”.

Con estas palabras, el periodista Felipe Ramírez Muñoz presenta el libro Este cuerpo, ¿es mío? de Editorial Forja, donde luego de encuentros íntimos con sus protagonistas, comparte sus testimonios, en los que cada uno abrió su corazón, sus heridas y su proceso de sanación.

Historias de nueve personas trans que relatan sus experiencias de vida, muchas marcadas por momentos dolorosos, que revelan el camino que han tenido que recorrer para ganarse un lugar dentro de la sociedad. Testimonios que también dejan en evidencia la poca rigurosidad que hay para tratar el tema, la ausencia de un referente trans para guiarlos en su transitar y la escasa información que poseen los profesionales del área de la salud y la psicología para entregar un diagnóstico certero y una orientación clara y efectiva a las necesidades trans y sus familias.

Un libro profundo, narrado en primera persona, que comparte desde el presente lo que ha sido este “transitar”, donde cada protagonista define su propio capítulo bajo un concepto que lo autodefine: Yo soy, Tenaz, Evolución, Fortaleza, Perseverancia, Fuego, Lobo, Crecimiento, Luchadora.

Así, Este cuerpo, ¿es mío? da visibilidad a quienes históricamente han sentido vulnerados sus derechos, levantando una voz de alerta por la ausencia de políticas que resguarden su bienestar y que respeten su identidad de género, y que hoy luchan por ser reconocidos con su nombre social frente a una cultura que aún debate en el Congreso Nacional la aprobación de la Ley de Identidad de Género.

Precio de referencia: Librerías Antártica: $12.000.

Chile Trans

Según los resultados de la “Primera encuesta para personas trans y de género no-conforme en Chile”, Encuesta T, realizada por la Organización de Transexuales por la Dignidad y Diversidad (OTD), se observa que:

• Al interior de las familias, la violencia más recurrente es el cuestionamiento de la identidad (97%), mientras que ignorar corresponde al 42% y la agresión verbal al 36%.

• El 40% de los encuestados señala haber sufrido violencia en su lugar de estudio y el 56% declara haber intentado suicidarse.

• La edad en que más se cometen los primeros intentos de suicidio es entre los 11 y 15 años, con 46%, mientras que el 26% lo intenta entre los 16 y 18 años.

Por otra parte, un estudio realizado en 2017 por la consultora Ipsos Public Affair sobre las “Actitudes globales hacia las personas transgénero”, reveló que Chile es el país más abierto y con menos prejuicios en esta temática dentro de la región. La encuesta realizada online a 27 países y donde participaron cerca de 500 chilenos entre 16 y 64 años arrojó que:

• El 70% de los encuestados considera que las personas trans deberían estar protegidas contra la discriminación por parte del Gobierno.

• El 82% de las personas considera que se les debiera permitir la cirugía para que su cuerpo coincidiera con su identidad.

• El 69% cree que se les debiera permitir usar el baño del sexo con el cual se identifican.

• Y solo el 13% estima que la población trans padece enfermedades mentales, el 9% que tiene alguna discapacidad física y el 16% que están cometiendo pecado.

 

Ser transexual en primera persona, un libro de Felipe Ramírez

10 abril, 2019

Hasta hace un par de años, muchos pensaban que el término transgénero se refería al arte del transformismo e incluso todavía hay quienes lo confunden con el comercio sexual. Y es que el tema de la transexualidad históricamente ha generado prejuicios, por el desconocimiento a enfrentar un hecho que culturalmente se ha definido como tabú o antinatural.

Si bien en Chile no existen cifras oficiales respecto del número de transexuales, lo cierto es que detrás de cada caso está la vida de un hombre o una mujer que sufre cuando va descubriendo desde su infancia que su identidad de género no corresponde con su realidad corporal. Un proceso interno que no siempre cuenta con el apoyo familiar o de su círculo cercano, y que muchas veces termina en discriminación por ignorancia o por “el qué dirán”.

En los últimos cinco años han surgido diferentes voces trans que han permitido visibilizar sus problemáticas, impactando en la pauta política nacional y en el debate sobre la identidad de género. Entre ellas, destaca la actriz Daniela Vega, protagonista del filme Una mujer fantástica que ganó el Oscar a mejor película extranjera el año pasado, quien fue considerada por la revista Time como una de las 100 personalidades más influyentes del 2018. Sin embargo, el trabajo social y educativo recién comienza.

“Este libro nace por la necesidad de relatar una realidad que emergió como discusión pública. Busca visibilizar en qué consiste “transitar”, algo que viven diariamente las personas trans en nuestro país. Estos relatos buscan dar a conocer, acompañar y ser parte de las historias de quienes luchan por ser reconocidos por sus identidades, para que se entienda que este tránsito es un proceso personal e independiente, no exento de sentimientos de rechazo, soledad, dolor, penas y alegrías. Una experiencia vital que trasciende cualquier condición etaria, social y cultural”.

Con estas palabras, el periodista Felipe Ramírez Muñoz presenta el libro Este cuerpo, ¿es mío? de Editorial Forja, donde luego de encuentros íntimos con sus protagonistas, comparte sus testimonios, en los que cada uno abrió su corazón, sus heridas y su proceso de sanación.

Historias de nueve personas trans que relatan sus experiencias de vida, muchas marcadas por momentos dolorosos, que revelan el camino que han tenido que recorrer para ganarse un lugar dentro de la sociedad. Testimonios que también dejan en evidencia la poca rigurosidad que hay para tratar el tema, la ausencia de un referente trans para guiarlos en su transitar y la escasa información que poseen los profesionales del área de la salud y la psicología para entregar un diagnóstico certero y una orientación clara y efectiva a las necesidades trans y sus familias.

Un libro profundo, narrado en primera persona, que comparte desde el presente lo que ha sido este “transitar”, donde cada protagonista define su propio capítulo bajo un concepto que lo autodefine: Yo soy, Tenaz, Evolución, Fortaleza, Perseverancia, Fuego, Lobo, Crecimiento, Luchadora.

Así, Este cuerpo, ¿es mío? da visibilidad a quienes históricamente han sentido vulnerados sus derechos, levantando una voz de alerta por la ausencia de políticas que resguarden su bienestar y que respeten su identidad de género, y que hoy luchan por ser reconocidos con su nombre social frente a una cultura que aún debate en el Congreso Nacional la aprobación de la Ley de Identidad de Género.

En busca de mi autoestima

10 enero, 2019

En una sociedad trabajólica y competitiva, absorbida por la necesidad de hacer y tener, donde se valora demasiado el éxito y se olvida la importancia de los afectos, la psicóloga Paulina Pérez presenta un nuevo libro en el que nos invita a hacer una pausa para apreciarnos en plenitud y valorarnos para aprender a ser felices.

Luego de indagar durante años acerca de las principales razones de la baja autoestima de muchas personas, lo que compromete su felicidad, la psicóloga especialista en psicoterapia, Paulina Pérez, revela las claves para el encuentro con uno mismo en el libro En busca de mi autoestima de Editorial Forja, un libro dirigido a todos los que están interesados en mejorar su autoestima y su calidad de vida.

La especialista indica que “los chilenos tienden a caracterizarse por una baja autoestima y por tener facilidad para ser inseguros. Esto posibilita el desarrollo de patologías mentales y refuerza la depresión, la ansiedad y algunos trastornos de personalidad”. Por ello, en este libro señala que nuestra autoestima es nuestra, que depende de cada uno de nosotros y que no debiese basarse en la interpretación que hacemos de cómo otras personas nos juzgan o evalúan.

Sobre esa base, En busca de mi autoestima muestra cómo dejar atrás lo que nos hace daño, cómo enfrentar la frustración, la presión y el rechazo social, y cómo aceptarse a uno mismo. En un lenguaje directo y cotidiano, la autora plantea ejemplos reales y no teme opinar con un fin claro: simplemente ayudar.

Tal como lo definió en su presentación el psicólogo Rodrigo Hagar Millón, “En busca de mi autoestima, además de ser un texto de autoayuda, es un excelente antídoto para la autodestrucción y la infravaloración personal (…) Se transforma en una experiencia de autocuestionamiento y reflexión en torno a factores importantes que sostienen la autoestima”.

Un texto que nos invita a pensar en la propia historia, a alejarnos de la victimización y de brillar tal cual somos.

“Alcohol en la sangre”, destacado como uno de los mejores libros en El Artes y Letras de El Mercurio

17 diciembre, 2018

Los ocho relatos que integran este libro tienen a la bebida como un denominador común. El protagonista del primer cuento, «Vino con odio», es un carretonero de La Vega que alguna vez fue un próspero comerciante en paltas. Hoy se pasa el día en una cantina. Tony Riveros (Valparaíso, 1980) tiene un oído excelente para reproducir el habla de personajes populares y sabe describir con precisión distintos ambientes sociales. José promis destacó Alcohol en la sangre como uno de los mejores títulos que había leído este año.

Fuente: http://impresa.elmercurio.com/Pages/NewsDetail.aspx?dt=2018-12-16&dtB=16-12-2018%200:00:00&PaginaId=9&bodyid=6

« PIEDRAS BLANCAS, LES TORTIONNAIRES DU DICTATEUR » novela de María Isabel Mordojovich

Por Adriana Lassel

¿Qué piensan, qué sienten los jóvenes oficiales cuando en la sala de clases, en Piedras Blancas, el Mayor Mario Dávilas les informa de la función que deberán ahora desempeñar? Han pasado pocos días desde el ataque a La Moneda, en el cual muchos de ellos habían participado y tenían muy presente aún la violencia de aquel día, los aviones bombardeando el palacio presidencial y ellos junto a los conscriptos disparando contra los que salían del edificio y los que se encontraban en la calle. Y ahora el Mayor Dávilas les informa que el país se encuentra en guerra “una guerra terrible e invisible” provocada por el cáncer marxista-leninista y terrorista que se ha infiltrado insidiosamente en todas las capas de la sociedad.

La patria está enferma y el cáncer debe ser extirpado, destruido, aunque en la operación sean sacrificados también algunos tejidos sanos, agrega el Mayor. La metáfora ha hecho comprender lo que se espera de ellos en esa Escuela de la Información: tienen que aprender a informarse, a manejar las “técnicas de interrogación” como lo hicieron los franceses durante la guerra de Argelia, técnicas “muy refinadas y muy eficaces” que ya mostraron su eficacidad con la Gestapo, en Alemania o con el KGB o en las dictaduras de Brasil y Uruguay. Tienen que hacerlo porque ellos serán “los salvadores de la patria”.

El abismo del mal deja ver el fondo sombrío de su forma y cada individuo “normal” va a enfrentarse a su propia conciencia. Es el momento de oponerse a practicar la tortura (y resistir, en esos momentos, es condenarse a ser fusilado) o aceptar por debilidad, miedo o interés profesional.

María Isabel Mordojovich nos entrega en su novela, a través de varias voces narrativas, el universo inhumano de la represión y la tortura que siguió al golpe de estado contra el gobierno de Salvador Allende en septiembre de 1973. El nombre de “Piedras Blancas” corresponde, en realidad,a un centro de detención llamado “Tejas verdes” que funcionó como laboratorio de “enseñanza de la tortura”, con sus instructores y sus alumnos. Los obreros, estudiantes y gente de izquierda que cayeron detenidos en la razzia que siguió al Golpe era el material para el aprendizaje. Luego, durante la dictadura (1973- 1990) van a existir más de 1168 centros de detención a lo largo del país. La novela se centra en el período que abarca las primeras semanas después del Golpe.

Con esta obra vemos, una vez más, que cuando la ficción toma la forma de novela histórica, realizada con un riguroso trabajo de documentación e investigación la literatura adquiere un valor de memoria viva, porque narra hechos que sucedieron realmente y describe personajes que existieron, con su palpitante vida interior.

El acierto literario de Maria Isabel Mordojovich es el de haber concentrado la acción en un corto período, el momento en que los jóvenes militares se enfrentan a la decisión más importante de su carrera militar. La pregunta esencial que la autora se planteó fue: ¿qué hizo posible que en el seno de una sociedad civilizada pudieran surgir esas máquinas criminales? En una entrevista que aparece en los Anexos del final del libro ella explica: “Se me plantearon las siguientes preguntas ¿cómo algunos hombres pudieron imponer la tortura como práctica sistemática y masiva?, ¿Quiénes eran esos hombres?, ¿todos los que participaron eran monstruos? ¿Qué o quién los incitó a actuar así?”

En las historias narradas en el libro aparecen los detenidos que mueren sin hablar y también los que, después de conocer la tortura terminan cambiando de campo y convirtiéndose ellos también en verdugos. Escritores y cineastas que han tratado el tema han llegado a la conclusión, a la que adhiere Mordojovich, de que “crear un verdugo es más fácil de los que se cree. Basta dar el poder de vida y muerte a un individuo y simultáneamente ejercer el terror sobre él, exigiéndole resultados para obtener así un feroz asesino”.

A través diferentes personajes la autora despliega las motivaciones que llevaron a los jóvenes militares o a algunos civiles a actuar por o contra la presión ejercida sobre ellos. Pero sobre este nivel de los ejecutantes está el verdadero poder, aquel que parte de la más alta jerarquía: el “General” o sea el jefe de la Junta golpista que no es personaje, pero que es mencionado a través del Mayor Mario Dávila. Este militar, Director de Piedras Blancas personifica a Manuel Contreras, brazo derecho de A. Pinochet y futuro director de la DINA (Dirección de Inteligencia Nacional), el organismo más importante de la represión de la dictadura, cuyos agentes, más de mil, van a ser formados en Tejas Verdes (Piedras Blancas, en la novela). Tejas Verdes, situado en el puerto de San Antonio, era un Regimiento de Escuela de Ingenieros y estaba situado cerca del balneario Rocas de Santo Domingo. La dictadura convirtió este lugar en un campo de concentración y escuela de tortura de la DINA.

La ideología que representa el personaje de Mario Dávilas es la que ha sido enseñada y difundida a miles de militares sudamericanos en la “Escuela de las Américas”, en Estados Unidos. Allí se enseña a defender la Doctrina de Seguridad Interior que impone una lucha contra toda resistencia progresista a los intereses norteamericanos en esos países y a los intereses de las oligarquías locales. Esta capa social, la alta burguesía, favorable a la dictadura, es representada en la novela por Ricardo, que se expresa a través de una carta y un monólogo.

“Piedras Blancas” es una obra que describe un período sombrío de la realidad chilena caracterizado por la práctica de la violencia y de la tortura. Apoyados en una ideología antimarxista real o en una naturaleza perversa y sádica, cada verdugo ve en el detenido un enemigo sobre el que ejerce atroces sufrimientos. La tortura no sólo existió en las dictaduras sudamericanas sino que sucedió en países asiáticos, europeos, africanos. Existió y existe. Lo que muestra esta obra es que cada nueva aplicación de la tortura, en cualquier lugar del planeta agrega métodos ya usados y enriquecela enseñanza de esa práctica. Son períodos en que toda noción de humanismo y respeto del ser humano quedan de lado.

Podemos considerar que el tema de este libro trasciende la literatura local.

Fuente: http://www.escritores.cl/ediciones/articulos2/piedras.htm